Marketing de influencers ¿Bueno o malo? Te sacamos de dudas

En pleno 2017, el nicho de los influencers se antoja atractivo, ellos hacen negocios y ganan dinero simplemente por dar su opinión o por usar cierto producto, ya que manejan masas de seguidores. Pero, cambiémoslo de perspectiva ¿Podrán las empresas aprovecharse de estos influencers? ¿Sería algo positivo o negativo? Te resolvemos las dudas a continuación.

Pros

  • Contenido genuino y auténtico. Contactando con un influencer para que promocione tu producto y hable de él, es la manera más rápida y sencilla de generar contenido de calidad, además de fama, ya que los seguidores verán tu producto como algo original y espontáneo.
  • Se impone el marketing de influencers frente a la publicidad de toda la vida, siendo más efectivo el primero, consiguiendo fidelizar más clientes por dar una imagen más fresca y natural del producto.
  • El posicionamiento mejora considerablemente en comparación de no emplear marketing de influencers, parece mentira, pero los resultados hablan por sí solos.
  • Alcance a más clientes. Invirtiendo en este tipo de marketing, puedes llegar a clientes que ni si quiera se habían planteado comprar un producto como el tuyo, por distintas causas. Sin embargo, al ver que la persona a la que sigue, y posiblemente idolatra, cree que comprar ese producto es necesario.
  • Top of mind. Te recordarán fácilmente porque verán tu marca relacionada con el influencer al que siguen, por lo que les será fácil recordar el nombre de tu marca y la preferirán antes que otras.

Contras

  • Ciertos influencers son caros. Últimamente se está encareciendo bastante promocionarse a través de ellos, exigiendo condiciones altas y precios altos. Esto puede suponernos un punto negativo respecto a lo dicho anteriormente porque en muchos casos no suele ser una operación rentable.
  • Catalogar tu empresa como SPAM. Cuando el influencer maneja un tráfico de seguidores alto y éstos ven tu empresa metida por todos lados en sus vídeos, entradas o fotos, pueden pensar que somos demasiados intrusivos, llegando a molestarles, entendiendo que tu marca es pesada.
  • Mala planificación del contenido o promoción. Este es el caso en el que no se deja claro o no se define bien qué contenido tiene que publicar el influencer acerca de tu producto, provocando confusión que es igual a una mala promoción, dejando al consumidor confundido, lo que no interesa a la marca.
  • Peligro de dar una imagen errónea. Con este tipo de marketing queremos llegar al mayor número de personas posibles, pero, a veces, esto nos puede generar problemas indeseables por haber elegido a un influencer que no pregona con los valores y principios de la marca, quedando, como una marca con unos ideales y con un pensamiento que no son fieles a la verdad.
  • Proceso de selección largo y complicado. En este tipo de promoción, debes elegir cuidadosamente al influencer que crees conveniente para anunciar tu marca, no al primero que veas. Tienes que prestar especial atención a quien decides confiar tu marca porque será determinante en el futuro. Todo este proceso es largo y dilatado, así que no es una ventaja que digamos.

Conclusión

Las ventajas que podemos obtener son grandes, si sabemos gestionar la promoción correctamente. Los problemas suelen surgir de un mal empleo de este marketing, de una mala gestión o una decisión errónea, ya que no puedes elegir a cualquiera para promocionar tu marca. Ten en cuenta las desventajas mencionadas anteirormente porque serán de extrema utilidad si decides invertir en este tipo de publicidad. En el caso de que inviertas de forma óptima, los resultados serán muy positivos y conseguirás lo que planeaste en su momento.

Tienes dudas o comentarios?

Puedes escribirnos si tienes alguna inquietud o comentario que nos quieras hacer...

Close Menu