No innoves: cuándo no debes innovar

No innoves: cuándo no debes innovar

Te parecerá extraño el título, pero hay situaciones en una empresa en las que no es necesario innovar, incluso es contraproducente. A menudo, pensamos que innovar es esencial para poder crecer y ser una mejor empresa, pero la respuesta no es siempre sí, sino que tienes que hacer un balance de la situación y deliberar si lo mejor para tu empresa es innovar o no.

No es la solución

Muchos creen que con innovar ya tienes todo solucionado, pero no es así. Se suele relacionar el éxito con la innovación, pero no tiene por qué ser así. En ocasiones, aunque no lo creas, innovar no es, ni por asomo, la mejor solución para los problemas de la empresa, así que cuidado con tus decisiones porque si crees que innovando se van a esfumar, estás equivocado.

Si funciona, no te compliques

Es el caso del iPod Touch y el iPhone. Apple le dio demasiadas vueltas al tema, de tal forma que sacó un iPod que tenía una pantalla táctil como el iPhone, pero sin ser un teléfono. Al principio, por ser la novedad, la cosa funcionó, pero se vendieron más iPod Classic y Nano que iPod Touch ¿Por qué? Porque los consumidores preferían el pack completo, y ese pack era representado por el iPod Touch.

Si no hay dinero, no lo malgastes

Cuando una empresa tiene un departamento de I+D, tiene que destinar cierto dinero a ese departamento, el cual suele ser una gran cantidad de efectivo. Si la empresa no tiene el efectivo suficiente, quizás, no es suficiente, aunque representen 500000 dólares, para las ideas que se quieren llevar a cabo. La conclusión es clara, si no puedes enfrentar determinados proyectos por falta de líquido, no innoves.

¿Perder dinero? No, gracias

Hay innovaciones que suponen menos ingresos y más facilidades para los consumidores. Nos tenemos que poner crueles en este aspecto porque es la cruda realidad: hay empresas que prefieren no innovar porque si innovan ingresarán menos dinero con la venta de esos productos. Prefiero no poner ejemplos, pero sé de muy buena mano que esto ocurre, es otra de las causas por las cuales las empresas no innovan.

No hagas mejor a la competencia

La competencia siempre está esperando a saltar como cuervos, así que cuidado con las innovaciones que tienes planeadas lanzar al mercado porque puedes hacer al enemigo más fuerte.

Close Menu